La Redenciòn

“Sino como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído escuchó, Ni han entrado al corazón del hombre, son las cosas que Dios ha preparado para los que le aman” (1 Corintios 2:9).

Clareth Lenin Duràn Borrero

Ingeniero electrónico C.U.C

Tec. Profesional en telecomunicaciones SENA

Autodidacta - investigador en teología

.

La Salvación no se pierde - Justificados por siempre

Este texto es basado en el evangelio que el mismo Jesucristo le reveló al apóstol pablo (Gálatas 1: 11-12) cuando lo llevo al paraíso y se lo reveló (2 Corintios 12: 1-5) y que está escrito en sus 14 epístolas desde los Romanos hasta los Hebreos.

Y dice que Dios quiere que TODOS los hombres sean salvos y vengan al pleno conocimiento de la verdad (1 Timoteo 2:4); Es decir que si Dios quiere que todos sean salvos y conozcan la verdad, entonces así será, ya que TODO cuanto el SEÑOR quiere, lo hace, en los cielos y en la tierra, en los mares y en todos los abismos (Salmos 135:6) y no hay nada, ni nadie que pueda frustrar sus planes (Job 42:2) y fue para eso que vino Cristo, para cumplir la voluntad de Dios en darnos la salvación a todos entregándose voluntariamente en sacrificio de pago para nuestra salvación (Isaías 53:10).

Siempre se nos ha enseñado que la justificación es solamente para unos pocos, pero nosotros te vamos a demostrar teológicamente y con la biblia que no es así, y que la justificación es para TODOS, ya que de lo contrario el gran sacrificio que Cristo hizo por nosotros no tendría sentido.

- El apóstol pablo dijo: "Así Que, Como Por la transgresión de un solo hombre {ADÁN} vino la condenación a todos los hombres, de la Misma Manera por la Justicia de un solo hombre {CRISTO} Vino A TODOS los hombres la justificación de Vida" (Romanos 5:18).

- Siendo JUSTIFICADOS GRATUITAMENTE por su gracia por medio de la Redención Que es en Cristo Jesús (Romanos 3: 24).

- Porque si cuando éramos enemigos Fuimos Reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, habiendo sido reconciliados, seremos salvos por su vida (Romanos 5:10).

Los anteriores versículos son claros y contundentes. Ya fuimos Reconciliados con Dios y la justificación es algo que ya nos fue dado a TODOS de forma GRATUITA por medio del sacrificio de cristo con su propia muerte y sufrimiento, es decir que la salvación no se trata de lo que tú hagas o dejes de hacer, sino de lo que cristo ya hizo por nosotros. Él pagó nuestra deuda con Dios, él sufrió por nosotros, él cargó nuestros pecados como fue profetizado muchos siglos antes (Isaías 53) y con su sacrificio lo cumplió; ahora hay algo muy importante que nos toca hacer a nosotros y es el entendimiento de este mensaje que se está revelando y que hoy en día ya se está dando a conocer por todo el mundo, de esta manera se manifestará la redención que ya nos fue entregada.

El sacrificio que cristo hizo por nosotros lo hizo una sola vez para siempre y “En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de cristo hecha una vez para siempre” (hebreos 10:10); es decir que si ya todos fuimos Justificados y Reconciliados con Dios por la muerte de su hijo, ya esto se estableció para siempre, ya no hay nada ni nadie que nos haga perder la salvación que cristo nos dio con su sacrificio.

El apóstol pablo dijo que todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios, siendo JUSTIFICADOS GRATUITAMENTE por su gracia por medio de la redención que es en Cristo Jesús (Romanos 3: 23-24); el pecado era la violación de la ley de Dios, ¿QUE SIGNIFICA LO ANTERIOR?, Significa que por nuestras malas obras TODOS estábamos condenados por violar la ley de Dios, pero Cristo nos Redimió de esa condenación por medio de su propio sacrificio (GÁLATAS 3:13), dándonos la JUSTIFICACIÓN GRATUITAMENTE A TODOS, ¡Gratuitamente es Gratis!, es decir que la justificación no tienes que ganártela ya que Cristo te la regaló.

Ahora, muchos recordarán las palabras de jesús de Nazareth: "Porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan" (Mateo 7:14), pero recordemos que estas palabras fueron dichas por jesús antes de su sacrificio y/o muerte en la cruz, donde la justificación era por el cumplimiento estricto de las 613 prohibiciones de la ley, lo cual era humanamente imposible de cumplir, por esto jesús se entregó, para cambiar ese camino y hacernos un camino mucho mejor, librandonos de Maldición la ley (Gálatas 3:13) la cual era la puerta estrecha y el camino angosto al cual se refería cristo, para ser justificados por fe, ya que por las obras de la ley nadie será justificado (GÁLATAS 2:16); de tal manera que al no estar bajo la ley ya no se te puede imputar o acusar de pecado, ya que no hay ley que te condene como lo dice claramente (Romanos 5:13).

El apóstol Pablo dijo: ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios (1 Corintios 6:9-10); y asì es, estas personas que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios, pero el apóstol pablo también dijo algo muy importante para entender esto y es que TODOS PECARON , y ESTÁN DESTITUIDOS de la gloria de Dios (Romanos 3:23), TODOS se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno (Romanos 3:12), es decir que por las obras ninguna persona es mejor que otra y TODOS ESTAMOS CONDENADOS ya que por ese camino siempre hubo tropiezo para el ser humano, de tal manera que el inauguró un nuevo camino para nosotros a través del velo, es decir, su carne (Hebreos 10:20) para ser SALVOS POR LA GRACIA por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; NO POR OBRAS, para que nadie se gloríe (Efesios 2:8-9).

Ahora, no se trata de que hay que portarse mal ya que la salvación está garantizada, sino todo lo contrario, se trata de andar en buen comportamiento en agradecimiento a Cristo por lo que hizo por nosotros, y que renueves tu mente con entendimiento, dejando atrás el viejo hombre y ser una nueva persona con el entendimiento y seguridad de que la salvación no se pierde. No se engañen a sí mismos; nadie puede engañar a Dios; uno siempre recogerá lo que haya sembrado (Gálatas 6:7), y es así como las cosas buenas y malas que hacemos en la vida por muy pequeñas o grandes que sean es aquí mismo, en esta misma tierra que habitamos donde nos devolverán sus frutos o consecuencias, es aquí donde recogemos el fruto de todo lo que hacemos. El buen comportamiento ya no es por prohibiciones, ni leyes, ni mandamientos, sino por el espíritu de poder, de amor y de DOMINIO PROPIO que Dios nos ha dado a todos (2 Timoteo 1:7).

Ahora, muchos creerán que como la salvación está garantizada, da lo mismo pertenecer a cualquier creencia religiosa, pero el apóstol pablo profetizó lo siguiente: “En El Día En que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, del conforme a mi evangelio” (Romanos 2:16), es decir que cristo vendrá nuevamente juzgando a los hombres conforme a su evangelio (evangelio de pablo), pero este juzgamiento no se trata de condena ni de infierno, ya que no tendría sentido por toda los cosas aquí explicadas, pero si se trata del entendimiento y quienes fueron consecuentes con estas enseñanzas, se trata de quienes fueron tierra fértil que dio frutos para este evangelio.

-

LA REDENCIÓN ES UN REGALO QUE YA NOS FUE ENTREGADO GRATUITAMENTE POR CRISTO, PERO QUE NUNCA HABÍA SIDO ABIERTO.

.

C. Lenin Duràn Borrero.

Ingeniero electrònico C.U.C. - Técnico Profesional en Telecomunicaciones SENA.

Diseñador web - Lenguaje HTML5 y CSS3.

Autodidacta - Investigador en teología.

Yatì - Bolívar, Colombia.